WikiEscuela » Acciones Guerrilleras



Volver a: El Guerrillero José Vicente Camargo

ACCIONES GUERRILLERAS

Los grupos guerrilleros cumplían la función de interceptar las comunicaciones y hostilizar al enemigo. El obtener “sosiego publico”, tranquilidad de los pueblo y lugares importantes era básico para el ejercito realista que buscaba ese camino como el único para emprender operaciones en mayor escala.

José Vicente Camargo era el principal líder, la cabeza de la Republiqueta. A el le sucedía una jerarquía militar que le acompañaba en las decisiones y acciones de la guerrilla y aseguraba el mando en la posibilidad del reemplazo rápido. El comandante La Madrid era uno de sus principales colaboradores así como Silvestre, Delgado, Aguirre, Baca, Medina, Gutiérrez y Texada. Los guerrilleros eran en su mayoría indígenas; unos, habitantes de comunidades y otros, pertenecientes a las haciendas, profusamente extendidas en el área de la guerrilla.

Los propietarios de las haciendas cinteñas de la época eran prominentes miembros de la sociedad colonial, autoridades del gobierno local y de la Audiencia. Así por ejemplo, la hacienda La Media Luna era propiedad de uno de los últimos presidentes de la Audiencia de Charcas, el General Ramón García Pizarro; la hacienda San Pedro Mártir era de propiedad de Indalecio González de Socasa, Brigadier del Ejército Realista; la hacienda La Palca Chica era de José Cabero, Comandante de Armas de provincia y la hacienda de Ingahuasi era de Josefa Lizarazu, Condesa de Casa Real de Moneda quien al referirse a los guerrilleros decía que ocuparon su propiedad “como mansión y muralla”.

VICTORIAS Y DERROTAS

Dos años habían transcurrido desde el inicio de las acciones en 1814 y se habían ganado entretanto varios combates con la táctica de ataques rápidos, violentos y destructivos. Vicente Camargo tuvo importantes victorias en La Loma, Ingahuasi, Santa Elena Yuraj Caballo, La Palca Grande, Sarcarca, Tacaquira, Yuquita, La Cueva, Uturango, Hornos, Auka-Puñuna, San Jerónimo, Muyococha, La Laja, y la mas importante fue la batalla de San Juan del 30 de enero de 1816.

En 1816, el entonces Brigadier y luego Virrey, Joaquín de la Pezuela organizo la arremetida realista más grande contra Camargo. Este debía ser atacado a las órdenes del Cnl. Buenaventura Centena por dos frentes: por el camino real, la caballería a las ordenes del entonces realista, Mayor Andrés de Santa Cruz, después Presidente de Bolivia y por el Oeste el Cnl. Francisco Xavier de Olarria. Camargo que había decidido descansar en un llano abierto de un sector de las pampas de Ingahuasi, en Arpaja, fue rodeado y asaltado la madrugada del 3 de abril. Sin previo aviso, y atrapado por sorpresa, fue ejecutado y junto con el, una docena de oficiales y mas de 900 guerrilleros. La cabeza de Camargo fue enviada como trofeo de guerra a Pezuela, quien se encontraba en Cotagaita.

Muerto Camargo, fueron reducidos, un importante numero de jefes y tropa y se produjo la ejecución de su segundo Villarubia. Días después, un tal Barroso, de la guerrilla de Padilla, asumió el mando manteniéndola activa con mas o menos la misma intensidad tres años mas, hasta 1819. Su esfuerzo sostenido fue el símbolo de la lealtad popular a la causa de la Independencia.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página