WikiEscuela » Antecedentes De La Guerra Del Pacífico



ANTECEDENTES DE LA GUERRA DEL PACÍFICO

Volver a: Huellas De Bolivia

Attach:eduardoabaroafoto.jpg Δ
En la Foto: Eduardo Abaroa (el tercero de la izquierda) y otros defensores del cobre.










Attach:mapamineralogica.jpg Δ
Mapa Topográfico y mineralógico del Desierto de Atacama en 1871-72, elaborado por André Bresson.

Alexis Pérez Torrico

La Situacion Política En Bolivia

El primer gobierno de Tomás Frías (28-XI-1872 a 5-V-1873) tuvo que enfrentar a la oporsicion populista que lo interpelaba contínuamente por sus arbitrariedades, como el exilio de los concejales de La Paz y sobre todo por las excesivas concesiones al capital extrajnero instalado en el Atacama. El gobierno chileno veía con simpatía las medidas tomadas por el presidente Frías por que se craron las condiciones Necesarias para el acuerdo que debían firmar sus representantes Mariano Baptista y Carlos Walker Martínez.

El tratado firmado durante el gobierno de Mariano Melgarejo, el año 1866, establecía en sus cláusulas el límite de ambos paises en el paralelo 24°, cediendo el grado 25; tambien se establecía la medianera de las rentas economicas por exportacion, de los recursos naturales en los paralelos 23° y 25°, pero lo sorprendente es que entre estos dos últimos grados sólo existía la arena del desierto.

El convenio celebrado el 5 de diciembre de 1872, en el gobierno de Frías, acordaba revisar o abrogar la medianera de 1866. La Asamble extraordinaria del 19 de mayo de 1873 vio por conveniente diferir el tratamiento a la próxima Asamblea extraordinaria. El 27 de noviembre de 1873 se firma una transacción que debía aprobarse en el Congreso de 1874. La nueva negociación que es aprobada en este congreso, en realidad ratifica el tratado de 1866, incluyendo en la "medianería" los minerales de Caracoles. Tambien se establece que todas las importaciones de Chile quedasen exentas de impuestos.

Tanto la comición de Relaciones Exteriores, como Mariano Baptista, Ministro del ramo, eliminaron toda posiblidad de modidficar o anular el tratado de 1866, aduciendo que esta modificacion "introduciría la desconfianza y el caos en las relaicones externas".

El tratado de 1874 ratificaba lo que se aprobó en el gobierno de Melgarejo, ¿Por que se lo aprobó?. Presumiblemente, fue por que si modificaban la medianería se encendería la guerra; buscaban, como ellos mismos decían, "la paz a todo trance".
La opinión de la prensa de la época nos acerca a la opinion pública, el editorial de El Mercurio de Santiago, reproducido en La reforma de La Paz, aplaudió a Tomás Frías:"Nos es favorable porque el señor Frías se verá libre de una oposición que hubiera podido paralizar los buenos propósitos, cuanto, porque el gobierno quedará en más franquicia para apoyar el tratado. Este último, como se sabe, fue producto de la buena voluntad de aquella administración".

En cambio, la presna de la costa condenó duramente la aprobación del tratado y sobre todo la defensa apasionada del Ministro Baptista, a quien se le acusaba de actuar con desconocimiento de causa.

El cambio de Presidente

El intento de controlar los recursos de los municipios de La Paz y Cochabamba, además del nombramiento de Tomás Frías como presidente como consecuencia de la renuncia de Adolfo Ballivián (9-V-1873 a 31-I-1874), llevaron a una convulsión social protagonizada por los civilistas de Casimiro Corral, Frías y los mienbros del Partido Rojo, viendo la deslegitimizacion de su gobierno, decidieron reorganizar sus filas ymejorar su ubicación dentro dle poder, convocando a elecciones.

Hilarión Daza, como Ministro de Guerra, se convirtió en la base de sustentación del gobierno, y pensaba que le correspondía la sucesion presidencial. Sin embargo, cuando se lo hace conocer al Presidente Frías, la respuesta fue evasiva.

Por su parte, la oposicion comprendio que la unica forma de romper el continuismo era postular a un candidato de notable representación, y decidieron postular al general Daza. En mayo de 1876, Daza comprendió que no ganaría los comicios y decidió dar el golpe militar el 4 de mayo.

La Economía Boliviana en crisis

Cuando Daza se hace cargo del poder (1876-79), Bolivia tenia una deuda interna de un millón y medio de pesos, aproximadamente y una deuda externa de quince millones trecientos cincuenta mil,.
Sus acreedores exigían al gobierno el 40% de sus ingresos. Mediante acuerdos con sus acreedores, buscó reducir intereses y el monto de la deuda, quedando al final en algo más de dos millones de pesos.

Entre las medidas que tomó podemos citar la de nero de 1877: subió el impuesto al marco de plata, de cincuenta centavos y un boliviano. También prohibió la extracción de moneda fuerte y subió el impuesto para la fabricación de la moneda en un 12%.

Los empresarios privados elevaron su protesta por estas medidas, la que no fue escuchada, ya que la administración de Daza se desempeñaba en medio de muchos conflictos. Entre estos, la amenaza de un golpe de estado como resultado de la conspiración de Casimiro Corral que pretencía ingresar a Bolivia por el litoral, complicándose la situación con la apararición, en Caracoles de una sociedad, aparentemente mutualista, denominada "La Patria", que tenía fines anexcionistas, ligada a la banca de Valaparaiso.

Agrandóse el cuadro político por la aparicion de fenómenos naturales adversos. El año 1878 se presentó una sequía que paralizó los ingenios en Potosí, disminuyendo la provision de plata a la Casa de la Moneda y provocando escasez de circulante; a la sequía la peste y por ello, se incrementaron las importaciones de trigo y de harina provenientes de Chile y la pobreza en Bolivia.

La Situacion de Atacama

El censo de 1869 comprobó que Atacama tenía, aproximadamente, 4.000 habitaciones y un solo puerto habilitado, el de Cobija. El flujo comercial se dirigía a las plazas comerciales del sur y estaba monopolizado por un grupo de comerciantes bolivianos y extranjeros.

El cónsul boliviano en Santiago, Ricardo Bustamante, señalaba que las exportaciones hacia Bolivia alcanzaban la suma de 2.567.000 de pesos chilenos y por contraparte, las exportaciones bolivianas, llegaban a la suma de 222.617. Lo curioso era que gran parte de la mercadería supuestamente chilena era argentina, se nacionalizaba en Valparaiso y su valor alcanzaba a 869.260 pesos. Eran productors que no pagaban impustos.
En la administración de Atacama, eran moneda corriente, el fraude, la corrupción los malos hábitos, el desorden, la desorganización y condescendencia con el sector privado.

En la década de los años 70 se mantuvo una desorganizacion admistrativa, llegando a vulnerar los intereses del sector privado. Caracoles, sufrió un incendio con perdidas con mas de un millón de pesos que terminaron por minar sus actividad.

En 1877, el gobierno rescindió el contrato con la compañía de Carlos Watson y Henry Meiggs sobre el ferrocarril que debía construirse desde Mejillones. Como consecuencia, la deuda para el estado, alcanzaba a dos millones de pesos.

Ese mismo año, un desvastador terremoto asoló las costas, destruyendo las ciudades de Cobija y Tocopilla, quedando en ruinas todo el aparato administrativo. El gobierno se vió imposibilitado de atender a las victimas del siniestro, pues carecía de fondos.

El congreso de 1878, el tema del Litoral fue puesto como primer punto de la discusión. Inicialmente fue rechazada la proposición de cualquier crédito. El diputado Francisco Buitrago propuso como medida de solución, un impuesto por quintal de salitre exportado, a la compañía de "salitre y Ferrocarril de Antofagasta". El cobro debía efectuarse a partir de enero de ese año.

La compañía, mediante su intemperante gerente George Hicks, prefirió no recurrir a la vía judicial en Bolivia, elevando su reclamo al gobierno de Chile.

En ese momento la situación económica de Chile era critica, debido a una crisis económica aguda: la moneda chilena se retiraba de la circulacion para ser cambiada por libreas esterlinas; cierre de casas comeciales y bancarias, alza de precios, sobre todo del trigo; competencia del trigo argentino y paralización de la actividad industrial. Los precios de las exportaciones de plata y cobre se vinieron abajo; la deuda de chile alcanzaba la suma de más de 61 millones de pesos, de los cuales 37 eran por concepto de la deuda externa; a esto se añadía un posible conflicto bélico con la Argentina.

La compañía que tenía varios socios en el ejecutivo y legislativo chileno, apeló a sus buenos oficios, a fin que intercediesen ante el gobierno boliviano, misiones que no tuvieron éxito. El consul chileno, Salvador Reyes, asiló al gerente Hicks en el consulado.

Al iniciarse el año 1879, el gobierno decidió cobrar el impusto con caracter retroactivo a enero de 1878. El consul chileno en La Paz, Vilela, Presento la protesta formal de su gobierno; en respuesta, el presidente Daza resindió el contrato con la Compañía.

Serevino Zapata, prefecto del departamento de Atacama, intentó embargar los bienes de la Compañía pretendiendo cobrar la suma adeudada de 191.000 pesos bolivianos.

A fines de enero de 1879, Ricardo Bustamante, desde Valaparaiso comunicó al Prefecto de aprestos bélico en Puerto Caldera. Zapata, absorbido por el conflicto con la Compañía, no respondió.Mientras tanto, los socios de la compañía empujaron al presidente Anibal Pinto, a emprender la guerra.

El 14 de febrero desembarcaron tropas chilenas en Antofagasta; los bolivianos fueron embarcados a Arica, donde anotician al cónsul boliviano de la invasión. Un chasqui-correo es enviado a la Paz en un recorrido que dura 11 a 12 días. El 26 de febrero aparece la noticia en el periódico "La Democracia".




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página