WikiEscuela » Continuación Historiografía Boliviana 2



Volver a: Continuación Historiografía Boliviana1

Attach:Jaimemendoza.jpg Δ
Jaime Mendoza, con un constructivo idealismo, hizo hincapié unilateralmente en la geografía como condicionante de la historia.

Otra característica del aspecto político en la historia fue el problema del militarismo y el hecho guerrero en la cosa pública. La fuerza de las armas ganó puestos de distinción y de poder político, vale decir impuso militares en el poder. A la voluntad de los militares se acomodaron los civiles y esto que sucedió en la primera época de la republica, se repitió posteriormente. Por esto los actos militares resaltan mas sobre las necesidades de la población y las condiciones económicas y sociales que podrían dar margen a un mejor conocimiento e interpretación de los microsucesos.

La acción de los civiles en segundo plano, se ha estudiado poco, tampoco se ha incursionado en el papel de las clases sociales, la composición social de los ejércitos de donde salieron los caudillos militares, sus necesidades de ganar una plaza en el cuartel para tener el pan cotidiano, en ese sentido queda por escribir la historia de Bolivia y esta podría ser la tarea de un autentico revisionismo o sea el cambio del enfoque.

En la primera etapa de la Republica dos corrientes intelectuales influyeron en la obra de los historiadores el romanticismo y el racionalismo. Es difícil establecer si la tendencia de estos historiógrafos pertenece al esquema romántico o al racionalista. Romántico, por ejemplo, fue Manuel José Cortes, cuando en 1861 con gesto arrebatado, quiso borrar de una plumada todo el periodo colonial. Fueron románticos los memorialistas que incurrieron en una serie de inexactitudes y vaguedades atenidas a sus recuerdos como Manuel Sánchez de Velasco y Manuel Maria Urcullo que, además, prescindieron de todo juicio crítico. Fueron también románticos sus actitudes emotivas y su nacionalismo exaltado. Pero en su formación política muestran claras huellas de la influencia de los enciclopedistas y racionalistas.

Este enfoque cambio después de la Guerra del Pacifico. Los historiadores de esta época, aunque siguieron siendo también politicos, excepción hecha de G.R. Moreno, mostraron el periodo colonial sin infravalorizar su cultura. La colonia para ellos pudo ser, en cierto modo, esclavitud, pero fue historia y represento el origen de la nacionalidad, la cultura, el idioma, las costumbres.

Pues a partir de 1880 se puede hablar del trabajo científico del historiador boliviano; se introdujo el método y los principios del positivismo para observar los fenómenos naturales y sociales, se buscaron documentos y pruebas, se publicaron bibliografías y se crearon buenas bibliotecas particulares, sin embargo no se abandono el microsuceso.

No podemos detenernos en el análisis de los historiadores del positivismo boliviano, uno solo de ellos puede mostrarnos su influencia: Gabriel Rene Moreno que, entre otras cosas, preconizo la selección racial, acusando la degeneración del cholo y el indio y mostrando la superioridad del blanco. Aquí el drama de la historia –el determinismo racial es un drama- se explica por el conflicto de razas.

El liberalismo en Bolivia actuó juntamente con el positivismo se presento un pequeñísimo grupo de tradicionalista amantes del color local, a quienes no les intereso la veracidad sino que pretendieron emocionar, relatar el pasado con amenidad, hacer de la tradición un cuadro entre histórico y novelesco, romántico en el estilo y la grandiosidad. Para ello nada mejor que abrir los ojos en la época colonial, a sus costumbres y sus hazañas. La pintura fue un poco barroca, aderezada de español antiguo, con descripciones conventuales, lides medieválicas, torneos caballerescos y particularidades locales. Potosí antañón y legendario, fue el preferido escenario.

A este grupo pertenecieron Julio Lucas Jaimes, Nataniel Aguirre y Modesto Omiste. Todos ellos escribieron pasajes galanos, enamoraron con sus relatos, estaban orgullosos del pasado; a veces se mostraron heroicos y con criolla vena trataron de apegarse al hecho histórico que no lo atacaron fundamentalmente con excepción de Omiste.

Continuación Historiografía Boliviana3




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página