WikiEscuela » Día Del Trabajo

DÍA DEL TRABAJADOR

Ir a: Fechas cívicas de Mayo

El 1° de mayo es una fecha trágica para la humanidad y especialmente para los trabajadores de todo el mundo. Al mismo tiempo, representa el punto de partida del movimiento obrero mundial hacia sus conquistas sociales, partiendo del establecimiento de ocho horas de trabajo, como jornada máxima diaria.

Se recuerda en este día, el 1° de layo de 1886, una masacre de obreros; cuando en los Estados Unidos de Norte América, surgía una potente burguesía industrial, cuyas fabricas habíanse ubicado en la dinámica ciudad de Chicago, puerto convergente de los grandes lagos, especialmente al de Michigán, y por supuesto, adecuada para el manipuleo y embarque de carga por vía fluvial, para salir a ultramar por el atlántico; aparte de ser capital del Estado de Illinois, rico en maderas, ganado cereales y fabricas de conservas, convirtiéndola en la cuidad industrial más importante de la Unión y en el primer puerto lacustre estadounidense.

Allí en esa gran cuidad, por la intemperancia de los capitalistas y de la policía norteamericana, se produjo una sangrienta masacre, cuando más de cincuenta mil obreros, cumplían una huelga pidiendo el establecimiento de ocho horas de trabajo diario como jornada tope.

Fue entonces, que a falta de argumentos sólidos para contrarrestar la huelga y con el preconcebido propósito de acallar y escarmentar a los huelguistas, los propietarios de las fábricas, con increíble sangre fría, no tuvieron reparo en pagar a unos policías, quienes mimetizados de obreros, hicieron estallar una bomba en plena manifestación y aquí vino la matanza, que la historia nos hace conocer con el nombre de “Masacre de Chicago”.

La burguesía norteamericana, que tenía a su favor y bien pagada la policía y a las autoridades judiciales, no conforme con el baño de sangre operada ese infausto 1° de mayo, con pruebas falsas y perjuros, hizo sentenciar a la horca a los dirigentes que hicieron uso de la palabra en esa concentración. Y la sentencia fue cumplida con toda la ignominia y repulsa mundial que es de esperar, el 11 de noviembre de 1887.

Con este hecho, se cerraban páginas ignominiosas del capitalismo yanqui y bajo esa estela de sangre, comenzaba a aparecer la aurora de las reivindicaciones sociales de los trabajadores de todo el mundo.

Esta el la razón, para que todos los países del orbe, tanto capitalista como socialistas, celebren el 1° de mayo como el “DÍA DEL TRABAJADOR”; fecha que fue instituida así, el año 1889, por el Congreso Internacional Obrero.

De este modo, el 1° de mayo, no es sólo una fecha de evocación política; es el día más bien, en que se recuerda a esos obreros inmolados por pedir límite en la jornada diaria; es el inicio para que se respete al niño y a la mujer obreros, que trabajaban igual que los hombres en las fábricas y en el mercadeo de las manifacturas; es el comienzo de una nueva era de derechos a favor de la clase laboral de todo el mundo; es el día de la ratificación de la fe del proletariado pro sus conquistas sociales finalmente, es el día de esa gran legión de millones y millones de hombres y mujeres que trabajan física e intelectualmente en todos los confines de la tierra, para hacer el progreso y felicidad de la humanidad; por ultimo, el 1° de mayo es la evocación al día en que se rinde homenaje ala fuente más pura e inagotable de dignificación del hombre, que es el trabajo y cuya musicalidad, no tiene fronteras geográficas, raciales ni religiosas.

Es la fecha en que se evoca la plenitud del hombre trabajador del campo; de las ciudades; de las fábricas; de las minas, etc., que con sus manos laboriosas y encallecidas, roturan la tierra, manipulan maquinas de las fabricas, perforan los cerros y las mismas entrañas del subsuelo de donde extraen preciosos y ricos minerales, que como el petróleo, dan poder energético a las naciones para su desarrollo o como el estaño, que para Bolivia es fuente inagotable de divisas.

En este gran “DÍA DEL TRABAJADOR”, cantemos con el poeta a las manos laboriosas “A las que el trabajo esgrimen; a las que amor infunden; a las que el dolor mitigan; a las que hacen la luz de los cerebros; alas que obran el bien; a las que hilen, hacen telas; le dan formas, cortan, cosen, bordan, escriben, multiplican; a las que aran la tierra y la ennoblecen; labran metales, tuercen y martillan; a las que con sus obras y su esfuerzo eleven el hogar, lo santifican; hacen grato el vivir, dulce la muerte…


ENLACES RELACIONADOS




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página