WikiEscuela » Dos Episodios De La Guerra Del Pacífico



DOS EPISODIOS DE LA GUERRA DEL PACÍFICO

Volver a: Huellas De Bolivia

Attach:fuerzaboliviana.jpg Δ
La fuerza boliviana en Calama se componía de 135 hombres que tenían 80 fusiles y unas cuantas lanzas. En esta fotografía del Archivo de La Paz, está Eduardo Abaroa.










Attach:soldadomestizo.jpg Δ
Soldado mestizo de infantería, de la década de la guerra del Pacífico (1879). Fotografía de Ricardo Villalba.










Attach:eduardoabaroaehija.jpg Δ
Eduardo Abaroa con su hija. Museo del Litoral, La Paz.

La mal llamada “retirada” de camarones (“retirada” en términos castrenses se efectúa de un campo batalla) que mas propiamente debe calificarse como contra marcha (que según el diccionario de nuestra lengua es “el retroceso de que se hace en el camino que se lleva”), ha sido uno de los episodio mas extraños de la historia militar del mundo entero.

El general Hilarión Daza, que desde 7 meses antes tenia aparte de su ejercito en un a frustrante espera en Tacna (la otra parte havia sido movilizada a reforzar los efectivos peruanos con las responsabilidad de defender el departamento de Tarapacá ), saco sus tropas de esa ciudad el 8 de noviembre (1879) por tren a Arica con el propósito de seguir de allí a pie a reunirse con el General Juan Buendía, que como se ha narrado en el capitulo anterior, tenia ordenes de salir de Iquique y sus alrededores con todas sus divisiones y venir a su encuentro. Reunidos los contingentes, a los que si posible iba a sumarse el General Narciso Campero organizaba en el departamento de Potosí, el General daza debía asumir el comando supremo y dar la batalla que expulsase de territorio peruano a los chilenos que habían desembarcado en Pisagua y efectuado una penetración hasta la estación Dolores.

Reacuerdo por lo planeado por los presidentes de Perú y Bolivia, el general Daza debió sacar de Tacna solo 1000 combatientes. El echo de se presentase en Arica con 2350 dejando en Tacna nada mas que 100 reclutas de la Legión Boliviana, contrario vivamente al mandatario Peruano, que no deseava que Arica y Tacna quedasen desguarnecidas. Los chilenos, dueños del mar, podrían tomar esos puntos fácilmente si todo el ejercito aliado se concentraba en el desierto de Tarapacá. Pero Daza, según lo expresó a su secretario general, no se esperaba de ninguno de sus soldados de línea. Iba con todos o se quedaba.

La salida de Arica se efectuó el 11 de noviembre. De acuerdo con los principios mas elementales de la logística, la marcha devia hacerse en las noches o en los amaneceres y atardeceres, es decir, evitándose el azote del sol y el calor del día. Sin embargo, el general Daza inicio su ingreso al decierto a las 9 de la mañana, no obstante su gran experiencia como conductor de tropas y los consejos de que no cometiera semejante imprudencia que la manifestaron el General Mariano Ignacio Prado, y otros jefes peruanos. Como agravante de tan craso error dejo que los soldados, que durante tres días de permanencia en Arica habían bebido vino en exceso, llevasen sus cantimploras llenas de esas bebidas, en ves de agua.

Como consecuencia de la canícula y el alcohol el avance del primer día no llegar hasta Chaca, lugar programado como primera etapa. Se tubo que acampar en medio camino, “donde no havia recurso alguno”, según Vicente Ochoa, miembro de la secretaria del General Daza, “ se paso una noche angustiosa, porque la falta de agua y víveres hizo estragos”.

En la mañana del día siguiente, volvió a caminarse en las horas soleadas. Se encontró charcos de agua cenagosa. “muchos soldados se abalanzaron a beberla succionándola a trabes de un pañuelo o el extremo de una toalla, al poco rato.....”




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página