WikiEscuela » La Economía Colonial



LA ECONOMÍA COLONIAL

Volver a: Huellas de Bolivia

Attach:magistradoaudiencias.jpg Δ
Figura idealizada de un magistrado de la Audiencias de La Plata

MINEROS Y COMERCIANTES EN LA ECONOMÍA COLONIAL

                      *Juan H. Jáuregui C.

LAS CAJAS REALES

La administración colonial española debió recurrir a distintas fuentes para obtener los recursos financieros que le permitieran sostener la hacienda pública. Para el manejo de la hacienda colonial se crearon las Cajas Reales a cargo de Oficiales que comprendían los de Contador, Factor, Proveedor, Pagador y Veedor.

A los oficiales Reales se les exigía fidelidad en el manejo de la hacienda real y se evitaba que ocuparan estos cargos los comerciantes. Un requisito exigido para ocupar el carguera la representación de fianzas. En su condición de Oficiales Reales, tenían la correspondiente jurisdicción para conocer y resolver todos los pleitos tocantes a la materia con carácter privativo, especial y privilegiado, por tratarse del interés fiscal, debiendo someterse a la colectividad al cumplimiento de sus ordenes en el despacho y ejecución de los respectivos mandamientos (Bonifaz, 1955:29).

Los oficiales Reales tenían la atribución de tomar cuenta a los corregidores sobre el manejo de los bienes pertenecientes a la Corona: tributos, tercios de encomienda y alcabalas. Tenían comisión para proceder contra aquellos Corregidores que no enteraran los tributos, hasta suspenderlos de su oficio y nombrar cobradores de tasas en su lugar.

LOS IMPUESTOS

Una de las primeras y principales fuentes de ingreso se basaba en el Quinto que, en una primera instancia, fuera aplicado a los metales preciosos provenientes de los tesoros de los incas, con posterioridad, este impuesto fue transferido a la producción de minerales de distinta especie, como también a los tesoros hallados en la excavación de las huacas. El Quinto proveniente de la explotación del oro y la plata fue el que dio los mayores ingresos a la hacienda pública.

El tributo indígena fue otra fuente principal de ingresos. Fueron primero los encomenderos los encargados de cobrarlos; con posterioridad y a medida en que las encomiendas fueron absorbidas por la Corona, los Corregidores fueron encargados de realizar este cobro, además, con la facultad de controlar las Cajas de Comunidad.

La venta de empleos u “oficios” fue concebida para ampliar los ingresos fiscales y fue así que los cargos públicos, para fines del siglo XVU, fueron puestos en subasta produciendo ingresos adicionales.

El Diezmo fue un impuesto establecido a favor de la Iglesia y del cual la Corona española tomaba una parte.

El Almojarifazgo era un derecho cobrable sobre todas las mercaderías importadas desde España a razón del cinco por ciento. El pago del impuesto debía hacerse en presencia de los Oficiales Reales asentándose la partida en el libro común.

La Alcabala era un impuesto de contrato de compra y venta que pagaba el vendedor por considerarse carga real impuesta al precio. Era también extensible a la imposición de censos vitalicios que estaban exentos de pagar los clérigos, los lugares píos, los caballeros de órdenes militares y los indios.

La Corona española también controlaba mediante sus delegados, el monopolio del comercio ciertos productos como el tabaco, la distribución y venta de naipes y de azogue, que eran comercializados mediante instituciones especializadas.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página