WikiEscuela » La Expansión De Los Incas



LA EXPANSÓN DE LOS INCAS

Volver a: La Presencia Inca

Attach:Expancion0.jpg Δ
Mapa de la Expancion del imperio Inca

Attach:Mamacoya.jpg Δ
Mamacoya Dibujo de Guaman Poma de Ayala (1613)

La expansión de los incas al Collasuyu denota algunas controversias por parte de los cronistas coloniales. Uno de los que mejor ha narrado su historia, el Inca Gracilazo de la Vega, estima que las primeras incursiones se produjeron durante el legendario soberano Sinchi Roca (1609/1967,T:I:175). Desde luego que estas incursiones fueron esporádicas e intermitentes, contribuyendo al proceso de incorporación de la región al estado inca, interviniendo con su propia cuota: Lloque Yupanqui, Mayta Capac, Capac Yupanqui y Wayna Capac. Ahora bien, esta incorporación no fue de ninguna manera una tarea fácil y simple, se ensayaron varias formas de conquista, desde las de carácter de seducción o, a través de dones (regalos) y finalmente empleando la violencia.

El panorama preinca en el Collasuyu reflejaba una compleja conformación política entre los señoríos que la habitaban.
El ocaso de Tiwanaku, producido en el siglo XII de nuestra era, es vital para comprender la segmentación política brotada en sus antiguos territorios. En el altiplano emergieron varios señoríos regionales, los Collas, al noreste del Titicaca; los Lupaza, en la ribera occidental; los pacajes, Carangas y Lípez al oeste del altiplano, y los pueblos de la ribera oriental del lago Omasuyos. Asimismo, los Charca, en Cochabamba; lo Caracara al norte y los Chicha al sur de Potosí; los Quillazas, al sur de Oruro. Y, en los valles mesotermos, en el extremo noreste del Titicaca, los Callawayas; y, en la cuenca del río Llica, la cultura Mollo. Sin duda un cuadro político complejo, en los que cada unidad política tenia bien demarcadas sus jurisdicciones territoriales.

La zona mas densamente poblada fue la altiplanicie. Los señoríos aymaras pese a que tenían en común el idioma aymara, se hallaban en permanente rivalidad política por la heguemonía en la región. No conformaban ninguna unidad política pan-aymara.

¿Qué ofrecía la región a los cusqueños?. Indudablemente que la conquista de un estado a otro, al margen del avasallamiento del poder político local, exigía también una serie de obligaciones económicas y servicios (mitas). Durante el estado Tiwnanaku, gran parte de las zonas geográficas habían sido explotadas en beneficios del estado y de las clases gobernantes entonces la fértiles tierras maiceras del valle de Cochabamba, los feroces yungas tropicales, las áridas tierras de los desiertos de Atacama y Tarapacá, y las ricas zonas auríferas de los valles de Choqueyapu y Larecaja, eran bastante conocidas, po lo que el estado tiwanacota tenia un máximo control sobre sus regiones. Sobre esta diversificada geografía y de variados recursos agrícola—mineros, los señoríos aymaras redimensionaron sus dominios, recibiendo a los cusqueños.

Por otra parte, estos señoríos avían dividido simbólicamente su espacio en dos mitades: urco (arriba) y uma (abajo) y como espacios complementarios adyacentes: alaya (arriba) y manca (abajo); esta división dual, mas tarde quedo insertado en ala cuatripartición inca. Además, cada señorío aymara controlaba, desde los núcleos de la puna, pequeños terrenos diseminados en los valles, esta forma de acceso a las tierras vallunas, precisamente considero que es resultado de las sustanciales diferencias políticas, predominantes durante el horizonte regional tardío.

Poco antes de la conquista inca, lo ejércitos Colla y Lupaza midieron fuerzas en el pueblo de Paucarcolla, con el resultado de 30,000 guerreros muertos. En esa oportunidad ambos ejércitos reunieron alrededor de 150,000 hombres, lo que ostensiblemente revela la magnitud de las contiendas bélicas aymaras. El poderío expuesto entre estos señoríos, asimilaron rápidamente los incas, uniéndose a los Lupaca, contribuyendo a la derrota de los Colla. El reforzamiento del ejercito Lupaca, fue sellado mediante un ritual religioso, instaurándose por consiguiente una relación desigual entre el Inca, hijo del Sol, y el Lupaca. Esta alianza concretada durante el reinado de Viracocha, fue fundamental para que Cari (señor de los Lupaca) obtuviera la victoria ante Zapana (señor de los Colla). Por otra parte, los Colla fueron un señorío poderoso y se situaban en un plano de igualdad con los incas.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página