WikiEscuela » La Incorporación De Tarija


LA INCORPORACIÓN DE TARIJA

Volver a: Huellas De Bolivia

Attach:burdett.jpg Δ
Tuvo un papel decisivo en el reincorporación de Tarija a Bolivia.

Eduardo Trigo O’connor D’arlach

Burdett O’Connor: Tuvo un papel decisivo en la reincorporación de Tarija a Bolivia. Doctor en Derecho Estudioso del pasado Histórico Boliviano y Tarijeño.

La consolidación de la incorporación de Tarija a la República de Bolivia, constituyo uno de los actos mas sobresalientes de la administración del Mariscal Antonio José de Sucre quien, contraviniendo la decisión del Libertador Simón Bolívar, aprobó la medida que dio lugar al mas grande incremento del territorio nacional, que se llevo a cabo en forma incruenta, tan solo al clamor popular que concluyo en el tácito reconocimiento del principio de autodeterminación de los pueblos.

Desde que se fundó la villa de San Bernardo de la Frontera de Tarixa en 1574, el territorio que posteriormente le fue asignado dependió de la Intendencia de Potosí, formando parte del virreinato de Lima, pero mediante Cédula Real de 17 de febrero de 1807, el monarca español dispuso la creación del Obispado de Salta, agregando a su jurisdicción el territorio de Tarija.

La medida de segregación dispuesta por la Corona fue rechazada por el vecindario de la pequeña villa pero las reclamaciones no fueron escuchadas y al poco tiempo se inicio el movimiento emancipador quedando Tarija bajo la jurisdicción de Salta en lo religiosos y administrativo; sin que se hubiese dado una solución legal al planteamiento popular. Este fue uno de los factores por los cuales los guerrilleros chapacos actuaron en la lucha por la independencia tanto en el Río de la Plata como en el Alto Perú.

Después del triunfo del Mariscal Sucre en la batalla de Ayacucho que dio fin a la lucha por la emancipación americana, el Congreso del Río de la Plata, mediante Ley de 9 de mayo de 1825, decidió dejar en libertad a las Provincias del Alto Perú para que eligieran el modo y forma con que quisieran gobernarse. Los tarijeños interpretaron que la medida legislativa les alcanzaba, pero la posición del gobierno de Buenos Aires fue que Tarija era Provincia Argentina y que lo dispuesto tan sólo estaba referido a Potosí, Charcas, Cochabamba y La Paz.

En mayo de 1825, a un petitorio del vecindario elevado al Mariscal Sucre impetrando se nombre un nuevo gobernador, éste puso en el documento un proveído que decía: “El coronel Francisco Burdett O’Conno se impondrá de la presente solicitud, se dirigirá a Tarija y si halla mérito en ella, en uso de las facultades que se le tiene conferidas, mudará al gobernador nombrando otro en su lugar”, O’Connor que había sido Jefe de Estado Mayor del Ejército Unido Libertador en la Batalla de Ayacucho, salió de Tupiza al mando de la Legión Peruana y ocupo Tarija el 30 de septiembre de 1825. En la Legión figuraban Salaverry y Torrico que fueron más tarde Presidentes del Perú. Después de reunirse con el Cabildo, nombro gobernador a Don Bernardo Trigo en reemplazo del gobernador argentino Don Felipe Echazú, cuyo nombre figura también entre los ilustres próceres de Tarija.

Mientras tanto, una Legación, argentina encabezada por el General Carlos María de Alvear e integrada por José Miguel Díaz Vélez y Domingo de Oro se encontraba en Potosí y había sido destacada con la finalidad de congratular a Simón Bolívar por la batalla de Junín, hacerle conocer oficialmente la Ley de 9 mayo de 1825 y pedirle la entrega de Tarija, planteamiento que fue aceptado por el Padre de la Patria. En consecuencia, a través de Sucre ordeno a O’Connor que desocupara inmediatamente la plaza de Tarija, por haber sido cedida a la Confederación Argentina. El Mariscal, al mismo tiempo, se dirigió al oficial de origen irlandés que se desempeñaba como jefe de Estado Mayor, manifestándole que “el Libertador ha tenido a bien conferir a usía una comisión de mucha importancia, la cual, verificada con buen suceso, le granjería no sólo la honra, sino la gratitud de todos los pueblos del Alto Perú” (O’Connor, 1895). En cumplimiento de esta orden O’Connor, salio con destino a Atacama y fundó el puerto La Mar. Los argentinos encomendaron el mando de Tarija al Teniente Díaz Vélez, sobrino del miembro de la Legación y el territorio en cuestión quedó bajo la jurisdicción del General Arenales, Gobernador de Salta; posteriormente, fue nombrado gobernador Mariano Gordaliza.

La Incorporación De Tarija 2




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página