WikiEscuela » La Revolución Federal Parte 2



Volver a: La Revolución Federal

La rebelión indígena de 1899

Las masas indígenas, a fines del siglo XIX atravesaban una profunda crisis a consecuencia de la usurpación de sus tierras. Su intervención en la guerra federal obedeció entonces a causas externas y, y sobre todo, a las promesas echas aparentemente echas por los liberales a lo largo de varios años de presunta instigación en el campo.

Pablo Zárate llamado “el willca”, fue sin duda el caudillo máximo de la sublevación. Su trayectoria política se remonta a varios años atrás cuando, junto a otros apoderados, lucharon por la defensa de sus tierras. Zárate, originario de la provincia Aroma era reconocido como un jefe Amira de indiscutible autoridad. Junto a el lucharon del lado liberal, Juan Lero, Feliciano Willca, Mauricio Pedro y otros.

La presencia de Zárate y sus huestes fue muy importante para el triumfo liberal gracias al profundo conocimiento que tenían de su medio geográfico y al elevado numero de su ejercito. En determinados momentos de la lucha, sin embargo, y casi en las postrimerías de la guerra y del triunfo, el movimiento indígena comenzó a tomar otro rumbo, el propio.

Esta sublevación, ocasionó por el descontento de los habitantes de las áreas rurales, encontró en el liderazgo de Pablo Zárate “el willca”, una vía para su liberación y se encamino a derrotar a la clase dominante en su conjunto. La masacre de Mohosa, y de Ayo Ayo: el proyecto de construir un gobierno indígena y autónomo en Peñas, así como el asalto a varias haciendas, fueron suficiente prueba de su intención autonomista.

La masacre de Mohosa

Uno de los hechos mas importantes realizados por la insurrección indígena fue la llamada “masacre de Mohosa”. Los acontecimientos se desarrollaron de la siguiente manera. La guerra civil se hallaba hacia el mes de enero de 1899 en pleno desarrollo. Sin embargo, las fuerzas liberales habían obtenido la capitulación de ninguna capital importante. Por ello, el general pando decidió organizar varias expediciones para ampliar la revolución. Fue así que Arturo Eguino, natural de Inquisivi, estuvo encargado de organizar el escuadrón Pando destinado a extender el conflicto a las ciudad de Cochabamba.

El 28 de febrero, el escuadrón Pando, como se lo llamo, llego al pueblo de Mohosa (Inquisivi). Los atropellos y arbitrariedades que cometió la tropa en contra de la población en su conjunto, sumada al malestar en la que se encontraba la población indígena por los efectos de la rebelión, entre otros factores, tuvieron como consecuecia la cruenta matanza de dicho escuadrón.

Los soldados fueron muertos en el interior de la iglesia. Uno a uno, los miembros del escuadrón fueron torturados a golpes de macana y palos; con porras de piedras, cuchillos y hachas, y arrancados sus testículos, lenguas piernas y brazos. La violencia indígena no parecía tener límites; después de 14 horas de masacre, durante las cuales se ordeno también el saqueo de las casas de los vecinos, los indígenas decidieron, al mando de su apoderado Lorenzo Ramirez, organizar un gobierno autóctono y extender su autoridad a las haciendas vecinas.

Reacción de las autoridades y el proceso de Mohoza

Grande fue la sorpresa de Pando al enterarse de lo ocurrido en Mohoza. Sin embargo, actuó con astucia y aunque savia el peligro que significaba el alzamiento indígena no tomo medidas inmediatas, pues aun necesitaba de su ayuda. Solo después de haver ganado la batalla de Segundo crucero (10 de abril de 1899) y haber festejado junto a Zárate. Willca el triunfo de Oruro. Pando exhorto a los indígenas a retornar a sus estancias y ayllus y mando a apresar a los lideres de la rebelión, olvidando las promesas echas. A esta altura la rebelión se encontraba totalmente perdida.

La co – responsabilidad del nuevo régimen liberal con respecto la levantamiento indígena no era desconocida para los detectores del régimen, no para la opinión publica en general. Por ello, era necesario para las nuevas autoridades borrar su participación en aquel engorroso echo, fue por esto, que otras cosas, que el nuevo gobierno decidió iniciar varios procesos judiciales a develar los sucesos y castigar a los culpables de Peñas, Ayo Ayo y Mohosa.

El proceso de Mohosa fue sin duda uno de los acontecimientos jurídicos mas notables de su tiempo, puesto que se intento juzgar a toda una comunidad indígena donde los implicados sumaban mas de 250 personas. Una de las características más importante de dicho proceso fue la visión particularmente racista con que fuera llevado a cabo.

El veredicto final del proceso de Mohoza. Después de 4 años de debate, comprendió 32 condenas máximas. Las ejecuciones tuvieron lugar en la plaza de Mohoza, para entonces Lorenzo Ramírez, considerado por las autoridades el responsable de la masacre junto a Zárate Willca, habían muerto. Juan Lero, El cacique de Peñas, murió en la cárcel antes de oír su sentencia. En cuanto a Pablo Zárate, el temible “willca”, el fiscal declaro su inocencia al no existir suficiente pruebas de culpabilidad. Sobre su muerte existen versiones. Condarco sostiene que fue ejecutado al ser trasladado a la cuidad de La Paz en la hondonada de Chojllunkeri, por los comisionados que lo custodiaban.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página