WikiEscuela » Mitos Y Leyendas Pando

Volver a: Pagina Principal

MITOS Y LEYENDAS

El Jichi de Iserere

Era un extenso yomomo, lugar húmedo y fangoso donde el transeúnte puede hundirse si camina desprevenido. Los vecinos habían cavado allí un pauro, nombre que se da al pozo de agua o vertiente, en donde se aprovisionaban del líquido para el consumo diario.



Una tarde, una mujer acompañada de su hijo fue al pauro a recoger agua. Lleno su cántaro y luego lo coloco sobre su cabeza y cuando se disponía a regresar su camino, advirtió que su hijo ya no iba a su lado; había desaparecido misteriosamente.



Le busco por todo lado creyéndose victima de una jugarreta del pequeño y al no encontrarlo, desesperada comenzó a gritarle por su nombre:



¡¡Isirereééé!!... ¡¡Isirereééé!!.............
En principio no tuvo respuesta: pero luego escucho que el niño contestaba aterrado, desde el fondo del yomomo.

¡¡Mamá!!........... ¡¡Mamá!!...........
Y mientras la madre mas desesperada gritaba, la voz mas se alejaba como si la persona fuera sumergiéndose mas, hasta que llego el momento en que se perdió la voz y cundió solo el silencio. Un terrible silencio…

De ese modo se formo la laguna, que es “un encanto”. Tiene por Jichi al niño que se llamaba Isirere.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página