WikiEscuela » Pedro Antonio Olañeta Se Queda Solo



PEDRO ANTONIO OLAÑETA SE QUEDA SOLO

Volver a: De Tumusla A Los Primeros Años Republicanos

Attach:retratocasimiro.jpg Δ
Retrato del Dr. Casimiro Olañeta, quien desempeñó diversos cargos en distintos gobiernos entre 1825 y 1848.

La pretensión de Olañeta de tratar de igual a igual con los vencedores de Ayacucho, no tenia base alguna. La fuerza, la moral el armamento, el número y prestigio continental de esto, eran abrumadoramente superiores. Abandonado por su sobrino Casimiro y por su antiguo conmilitón Pío Tristán, el empecinado jefe altoperuano esperaba el respaldo de su lugarteniente Francisco Javier de Aguilera quien se encontraba al mando de un destacamento armado en Vallegrande. Pero desde allí. Aguilera ya había ofrecido su adhesión a Sucre en correspondencia directa con él. Sin embargo, su lenguaje un tanto ambiguo (aunque no al extremo del que empleaba Olañeta) hacia dudar a Sucre sobre sus verdaderas intenciones y lo indujo a no bajar la guardia un solo momento y a continuar avanzando en formación de combate.

Igual deserción protagonizaron Carlos Medinacelli, Francisco López y Pedro Arraya, quienes con sendas divisiones se ponen a órdenes de Sucre.

Como fieras acorraladas, Olañeta y Barbaducho deambulan sobre el altiplano con su reducida, cansada y desmoralizada tropa. Sobre esto, dice Sucre al ministro: “Nada hemos sabido después de su marcha a Oruro […] todo el departamento de La Paz esta con nosotros excepto el partido de Sicasica y los pueblos entre la ciudad y el Desaguadero. Cuatro subdelegados se han presentado a recibir ordenes sobre sus partido y han ido a jurar la independencia”. [corbacho, 724]

Mientras tanto, Aguilera, comandante de la estratégica guarnición de Vallegrande (que controlaba los movimientos entre Santa Cruz, Chuquisaca y Cochabamba), había hecho publicar el convenio Elizalde-Mendizabal y al parecer seguía aguardando nuevas comunicaciones de Olañeta o instrucciones mas concretas de Sucre. Esa vacilación dio lugar a que sus propios oficiales encabezados por Pedro José Anterlo, se le sublevaran en la madrugada del 13 de febrero y lo hicieran prisionero, lanzando a la vez un manifiesto de adhesión al Ejército Libertador, [Archivo Nacional de Bolivia(ABN), Ministerio del Interior(MI), tomo 2, número 9].

Aguilera logra evadirse de sus captores y llega a Cochabamba el 24 del mismo mes donde es acogido por el jefe de esa plaza. Así lo evidencia el ayudante de este, Mariano Guzmán, en comunicación enviada a Sucre: “Por certificado que acompaño, vera VE que en socorro del general don Francisco Xavier de Aguilera, se han erogado por las cajas del tesoro Público, doscientos doce pesos a consecuencia del oficio que el efecto me paso el señor coronel comandante Antonio Saturnino Sánchez”. El 1ro de marzo, Aguilera se presenta al Mariscal Sucre en La Paz, y este lo deja en completa libertad.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página