WikiEscuela » Potosí La Virgen-Cerro



Volver a: III-La Pintura

Attach:angelmusico.jpg Δ
Ángel Músico.Detalle de una pintura mural en la iglesia de Huachacalla (La Paz).










Attach:rostrocristo.jpg Δ
Detalle del rostro de Cristo crucificado. Gaspar de la Cueva (Potosí).

  • Potosí: la Virgen-Cerro

La pintura potosina del siglo XVII se caracteriza por su apego a la española. Los maestros más destacados de este periodo son Herrera y López de Castro con quienes probablemente aprendió Melchor Pérez de Holguín que es el pintor más representativo de la escuela potosina. Holguín nace hacia 1665 y en la década del ochenta ya estaba trabajando en Potosí, su último cuadro data de 1773. Uno de los valores de este maestro es crear un mundo peculiar con figuras de rasgos acusados que se nos presentan con la boca entreabierta y os ojos arrobados; es el mundo de místicos y ascetas que reflejan a una sociedad cuyos ideales estaban puestos en el mas allá.

Sus personajes son achatados; no podía darse en otra parte del mundo esta estabilización pictórica sino en el Ande, agreste y duro, rodeado de grandes cumbres, donde el hombre se ve empequeñecido ante la naturaleza.

La pintura de Holguín tiene tres periodos, el primero caracterizado por los frailes ascetas que se mueven en un ambiente de luz plateada, el segundo de grandes composiciones como el Juicio y el Infierno de la Iglesia de San Lorenzo (Potosí), y el cuadro de “La entrada del virrey Morcillo a Potosí” (1616) que esta en el Museo de América de Madrid. Finalmente tiene una época luminosa con composiciones que muestran la Sagrada familia o los evangelios con fondos de paisaje.

Entre los discípulos de Holguín esta Gaspar Miguel de Berrío (1706-1761), quien trabajaba en el pueblo de Puna. Sus primeros lienzos están muy próximos a Holguín pero a medida que avanza el tiempo Berrío adopta la pintura mestiza característica por los sobredorados. Su arte es meticuloso y decorativo. Entre sus mejores cuadros esta “El Patrocinio de San José”, en el Museo de La Moneda y la “Vista de Potosí” fechada en 1759, que se guarda en el Museo Charcas de Sucre.

Contemporáneo a Holguín es el pinto; Luis Niño que se conoce gracias a la mención que hace de él el historiador Arzans y Vela, quien nos dice que Luis Niño era eximio pintor, escultor y orfebre, trabajaba para el arzobispo de Charcas y sus cuadros fueron enviados a Buenos Aires, Lima y Europa (trabaja hacia 1720). Se conocen de el dos obras, ambas representan a la “Virgen de Sabaya” patrona de los Carangas. Se trata de una imagen hierática, casi como un ídolo, con su altar donde posan pequeños ángeles músicos. Ambos cuadros están finamente dorados. Se le atribuyen dos cuadros mas, la “Virgen Señora de la Victoria” en el Museo de Denver (USA).

El cuadro mas significativo de la pintura potosina es aquel que representa a la Virgen Maria inmersa en el Cerro de Potosí, es la Virgen confundida con la tierra y por lo tanto confundida con la Pachamama. El lienzo de la Virgen-Cerro es el mejor ejemplo de sincretismo donde lo cristiano y lo indígena se unen.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página