WikiEscuela » Presión Sobre La Población Civil



PRESIÓN SOBRE LA POBLACIÓN CIVIL

Volver a: Guerra con el Paraguay y su Impacto

Attach:dibujochapapa.jpg Δ
"Chapapa" con sacos de arena.Los árboles eran parte del paisaje y se los utilizaba como puntos de observación y nidos de ametralladoras.

Siguiendo la investigación realizada por René Arze Aguirre, hay que enfatizar que mientras se producían los desastres del ejército, se intensificó la presión del gobierno sobre la población civil. La tragedia no sólo se vivió en el frente, sino también en la retaguardia, constituyéndose en una experiencia traumática.

Muy pronto, después del inicio de la conflagración, los obreros e indígenas empezaron a resistir el reclutamiento. Como respuesta, el gobierno organizó los escuadrones militares de retaguardia, que en las ciudades y el campo se dedicaron a atrapara jóvenes que no deseaban enrolarse, además, los escuadrones cometieron atropellos y llevaron a cabo saqueos con lo cual se hicieron sumamente impopulares. La presión se ejerció especialmente en el altiplano sobre los comunarios y colonos de hacienda.

Después que se produjeron los primeros fracasos bolivianos, el 27 de diciembre de 1932, por ejemplo, los comunarios de Calamarca presentaron un reclamo al Prefecto por los abusos cometidos por dos soldados encargados del reclutamiento. Además, los comunarios solicitaron garantías para proseguir con sus labores cotidianas, los abusos no sólo vinieron de las patrullas militares. También hubierón terratenientes y autoridades provinciales que aprovecharon la coyuntura para apropiarse de tierras comunidad. Esta actitud en varios casos obligó a los comunarios a reaccionar violentamente en defensa de sus derechos.

Al empezar 1933, con el incremento de las exigencias del gobierno, los conflictos en el altiplano se hicieron más intensos. Los comunarios de Pucarani invadieron el pueblo y mataron a un vecino, como una forma de rechazo al reclutamiento y las exacciones. La respuesta gubernamental no se hizo esperar. Tropas del ejército ejecutaron a dos cabecillas aymaras y aviones de combate ametrallaron a los comunarios rebeldes. Al terminar el año, el gobierno cometió un nuevo atropello, apresó a un destacado educador y dirigente aymara, Eduardo Leandro Nina Quispe, a quien sindicó junto con otros cabecillas aymaras de llevar adelante acciones subversivas.

Los apresamientos provocaron a principios de 1934, levantamientos en las provincias Los Andes, Ingavi, Omasuyos, y Camacho. Nuevamente los comunarios de Pucarani tomaron el pueblo y esta vez dieron muerte al Juez Instructor y cotaron la línea telegráfica. Mientras tanto, en Guaqui los comunarios atacaron la estación de ferrocarril y destrozaron un tren. También en Tiahuanacu colono de varias haciendas chocaron con vecinos del pueblo. Estos levantamientos fueron duramente reprimidos por tierra y por aire, dejando como saldo varios muertos, cuando empezaban a extenderse a otras regiones altiplánicas y de valle. La represión no se detuvo ahí. A fines de febrero, un escuadrón de retaguardia de tendencia fascista creado por Salamanca, la Legión Cívica, atacó varias comunidades altiplánicas acusando a los aymaras de "derrotistas" y "comunistas" e impuso estado de sitio en toda la región lacustre.

En el oriente también hubo malestar social. En el departamento de Santa Cruz, indígenas orientales atacaron haciendas y pequeñas poblaciones. Asimismo, grupos de cuatreros, compuestos por desertores, fueron un dolor de cabeza para las autoridades de Santa Cruz y especialmente de Chuquisaca donde se convirtieron en una amenaza para los hacendados. Este malestar, igual que en el altiplano, fue producto de la protesta ante las desmedidas exigencias del gobierno.

Cabe mencionar que la redoblada presión estatal no sólo afectó a la población rural. También personas pertenecientes a las clases mayoritarias, y medias, de los centros urbanos estuvieron sometidas a los abusos y atropellos cometidos durante los reclutamientos y requisiciones. Además varios jóvenes de izquierda, cuya ideología tenía un carácter pacifista, tuvieron que dejar el país para eludir la incorporación al ejército y radicaron en países vecinos desde donde llevaron adelante una campaña contra la guerra.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página