WikiEscuela » QUEPASARÁCONLAEDUCACIÓNDESPUÉSDELACUARENTENA

Pertenece a la categoría:


Escriba a partir de aquí

¿QUE PASARÁ CON LA EDUCACIÓN DESPUÉS DE LA CUARENTENA?

La ruptura de las clases presenciales marcó un antes y un después en la educación mundial, en Bolivia no podríamos ser muy diferentes, al menos en aceptar que efectivamente se marca un antes y un después, lo que viene después es lo que a todos nos causa incertidumbre, realmente el sistema educativo boliviano no estaba preparado para un cambio de 180°, desde los maestros como soldados de primera línea, los padres, los estudiantes y obviamente las autoridades educativas en todos sus niveles y rangos.

Vamos desglosando los hechos para poder hacer una proyección a corto, mediano y largo plazo en el marco de la evolución forzada de la educación en Bolivia, la gestión 2020 inició relativamente normal con los conflictos de cada año, recurrentes, subsanables, pero nunca previstos, lo nuevo en el horizonte de esta gestión para sus inicios era una amenaza al otro lado del mundo, se estaba gestando una pandemia (COVID-19), una crisis mundial de salud, con características que obligaban a toda la población al confinamiento absoluto, como es natural en las personas, nuestras autoridades (también son personas) de salud y de educación esperaron hasta que la pandemia llegue a Bolivia y siguieron esperando hasta que se dictamino lo que ya era evidente tres meses atrás, se instruyó e instituyó una cuarentena estricta en todo el país, se siguió esperando como si Bolivia fuese la excepción de la raza humana y que la pandemia no azotara a la población como para volver a la normalidad en tiempo récord, así se perdieron otros 30 días, recién en abril después de perder 4 meses mientras la circulación, las clases presenciales eran normales, fue un tiempo que muy bien pudieron utilizarse en capacitar a los estudiantes, maestros, generar el marco legal normativo de contingencia y paliativo, replantear la malla curricular teniendo una opción académica para los posibles escenarios, en fin eso hasta principio de mayo se mantuvo en la nebulosa, hasta que lejos de ser la solución prometen un reglamento que aparentemente por la expectativa con la que lo anuncian dará una opción mágica a toda la problemática educativa que no se logró solucionar o prever en 4 meses, esto es el antecedente, mientras esperamos el cumplimiento de lo prometido, vamos haciendo las proyecciones en base a lo concreto.

Actualmente las instituciones educativas y los educadores que no se resignaron a esperar una solución del estado, iniciaron con la exploración e implementación de sus propias soluciones de acuerdo a sus propias capacidades y posibilidades, articulando con mayor o menor acierto y efectividad, a partir de sus propias versiones de educación virtual, educación a distancia y un sin número de soluciones creativas, con mayor o menor intervención de la tecnología, en este contexto donde el factor común es la cuarentena estricta, donde el confinamiento de los padres e hijos ha significado un importante puntal en la articulación de las diferentes versiones de “clases virtuales”.

Los profesores en su mayoría sin la experiencia de dictar clases virtuales tanto en lo técnico como en lo metodológico (al margen del equipamiento tecnológico disponible), tal vez con la mejor intención pero con un didáctica y pedagogía con características propias de las clases y prácticas tradicionales, la misma que aún en la modalidad presencial ya eran cuestionables los resultados académicos ya que en un alto porcentaje se basaba en la transmisión de información y la evaluación de las capacidades memorísticas, a pesar que el modelo educativo Boliviano ya propone un marco metodológico y enfoques educativos más de vanguardia, un alto porcentaje de educadores se aferraban a la vieja escuela, por esta figura el proceso de las clases virtuales se apoya enormemente en la participación del padre de familia quien articula el proceso de aprendizaje, al menos los elementos que puede controlar como, horarios de estudio, verificación de lo aprendido (memorísticamente), ejecución de la actividad y en algunos casos hasta el control de calidad y porque no, “una ayuda extra para el 100”.

Hoy la educación en el mundo tiene una serie de dependencias arraigadas en concepciones del siglo pasado, la metodología, las herramientas, los materiales y las estructuras de contenidos y el enfoque de los contenidos, inclusive los mismos contenidos están pensados y diseñados para ser articulados por un tutor presente, esto está tan arraigado que nuestra cultura no promueve el auto estudio y la autogestión, es más, fomenta la dependencia de terceros para aprender, cuando en realidad el proceso de aprendizaje es propio, individual y un proceso interno de cada individuo, para que el proceso de formación por medio de la construcción de conocimientos debería estar en base a la conformación de un entorno apropiado para el aprendizaje, con suficientes estímulos, motivación, información ya seleccionada, directrices claras que permitan la exploración y la deducción de conclusiones propias, la posibilidad de plantear, fundamentar y discutir con otros estudiantes.

Se tienen que replantear los roles y tareas de los padres y los educadores en los procesos donde son corresponsables de la formación de las nuevas generaciones de la sociedad productiva de mundo, si esto no cambia, ¿Qué pasará con la Educación después de la Cuarentena? Cuando ya no contemos con el padre de familia que hoy por hoy está supliendo algunas de las tareas propias del rol del maestro, propias de un modelo antiguo.

Los maestros y los padres deben crear una nueva alianza, con un objetivo común que responda al nuevo contexto emergente en la sociedad, nos solo en el desarrollo de conocimientos, sino también de la inteligencia emocional, tan importante en la redefinición de las relaciones interpersonales de un nuevo modelo de vida, las competencias de autogestión, tan necesarias hoy por hoy en la nueva demanda laboral de servicios y productos generados desde casa, estos son algunos puntos clave a ser determinantes para el éxito de las nuevas generaciones.

Los padres y maestros se deben reeducar, para poder generar los lineamientos de un futuro emergente.



Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página

Creador@: mauricioribera