WikiEscuela » Revolución Libertaria De Chuquisaca

PRIMER GRITO LIBERTARIO REVOLUCIÓN
LIBERTARIA DE CHUQUISACA

Ir a: Fechas cívicas de Mayo

Para que se produzca el Primer Grito Libertario de Chuquisaca, nuestra Historia Nacional, asegura que fueron cinco las causas determinantes, que a saber, serían las siguientes:

1ª.- La independencia de Estados Unidos de Norte América del Reino de Inglaterra, el 4 de julio de 1776.

2ª.- La poca o ninguna observancia de las leyes que hacían las autoridades realistas con relación a los nativos y criollos americanos.

3ª.- El desprecio con que los españoles trabajan a los americanos.

4ª.- La Revolución Francesa (1789-93), que propagó las ideas de los derechos del hombre, resumidos en la trilogía de libertad, igualdad y fraternidad.

5ª.- La noticia de que Napoleón Bonaparte había invadido España y hecho prisioneros al rey Carlos IV y a su hijo Fernando VII de quien se decía, que había abdicado el trono a favor de José Bonaparte, Hermano de Napoleón.

Antes, no hay que olvidar, que en Chuquisaca, capital del alto Perú y asiento de la audiencia de Charcas, estaba la afamada Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, que había sido fundada en 1624, y anexa a ella, funcionaba Academia Carolina, que a decir de historiador Enrique Finot, era una especie de lo que actualmente se llama Extensión Universitaria.

Allí, en la Academia Carolina, se discutía, las más de las veces en forma secreta, a los enciclopedistas de la Revolución Francesa, como a Rousseau (Rusó), que había publicado “EL CONTRATO SOCIAL”, una esperanza para la libertad y aspiraciones sociales de los hombres. Aquí en esta Academia, fue donde germinaron las ideas libertarias de América Española.

De este modo, al saberse que los reyes España estaban presos y que la familia real se encontraba dividida por personales ambiciones de los herederos al trono, empezó a funcionar el silogismo de los doctores alto peruanos, quienes planteaban la cuestión en la siguiente forme:” La sumisión y el vasallaje no son a España, sino a la persona del rey; prisionero éste; las provincias de América debe velar pro su seguridad y sus propios destinos hasta que retorne el rey a su sucesor legítimo.

Para mayor confusión y mayores recelos, en busca de partidarios para crear una monarquía en América a la cabeza de Doña Carola Joaquina de Borbón, hermana de Fernando VII, por entonces Emperatriz del Brasil, visito Chuquisaca el Brigadier José Manuel de Goyeneche, quien al cabo de su visita dejó mal parado al presidente de la Audiencia, Don Ramón García Pizarro, como carlotino y los oidores, como partidarios de los monarcas cautivos.

Como Corolario de ese fermento de descomposición, el Presidente de la Audiencia, hizo tomar preso al Fiscal Jaime Zudáñez aquí estuvo el comienzo de la Revolución del 25 de mayo de 1809. Las históricas campanas se san Francisco tocaron arrebato y el pueblo se reunió en la plaza, pidiendo la libertad de Zudáñez; pero no obstante que ésta fue concedida por García Pizarro, la rebelión continuó y tomó más cuerpo; los revolucionarios tomaron las armas y artillerías realista a título fementido de fidelidad a Fernando VII y más bien, Pizarro, fue arrestado en el recinto de la Universidad.

El presidente de la Audiencia, don Ramón García Pizarro, suspicaz escrutador de los que estaba sucediendo, paseándose en su arresto, proféticamente decía;

“Con un Pizarro comenzó la dominación de España; con otro Pizarro principia su separación”.

Los doctores de Charcas, conscientes de la responsabilidad que habían asumido, al dar esta clarinada por la libertad, comenzaron a hacer aprestos bélicos para defenderse de los amigos de García Pizarro, de los carlotinos y general de los realistas.

Del mismo modo, también, enviaron emisarios a todas las provincias del Alto Perú u Buenos Aires, para que insuflen al pueblo la chica de la libertad. A Potosí, fue Monteagudo; a la Paz, Michel, Mercado y al Cura José Antonio Medina; Alzérraca y Pulido a Cochabamba y a la capital del plata a Don Manuel Moreno.

El 25 de mayo de 1809, no sólo significa el primer grito libertario en América Ibérica, significa, también, el punto de partida de la insurgencia de un pueblo, que sin ejércitos regulares, tiene que luchar indeclinablemente, durante 15 años, para conseguir su independencia política.


ENLACES RELACIONADOS




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página