WikiEscuela » Batalla Del Alto Alianza

BATALLA DEL ALTO DE LA ALIANZA

Ir a: Fechas cívicas de Mayo

Hoy recordamos uno de los Episodios mas sangrientos de la Guerra del Pacífico, el desastre de la Batalla del Alto de la Alianza, aunque nuestros soldados demostraron ejemplar valor y singular patriotismo.

Esta página de nuestra historia dice:

Después de la retirada de Camarones y el desastre de San Francisco, la autoridad de Hilario Daza fue desconocida y asumió el mando el general Narciso Campero y la Jefatura del Ejército, el coronel Heliodoro Camacho.

El ejercito se encontraba en las alturas de Tacna, se envió mil quinientos hombres para reformar las filas del cuerpo aliado; pero se Ejército Boliviano y Montero, peruano, Director general. Campero llego a Tacna y fue aprobado el plan de Montero.

Organizaron el ejército aliado, con once mil hombres y treinta y dos cañones, en la meseta del Inti-Orcko, llamado campo o Alto de la Alianza.

Para las operaciones militares organizaron de la siguiente manera: Lisandro Montero, peruano tomó el mando del ala derecha; el mando del centro tomó el mando del ala derecha; el mando del centro tomó Miguel castro Pinto y el ala izquierda, Heliodoro Camacho. El general Narciso Campero tomó el mando general.

A las primeras horas de la mañana del 26 de mayo de 1880, se vio aproximarse la columna enorme del ejército chileno, doble en recursos humanos y bélicos. Estaba compuesto por veintidós mil hombres y setenta cañones, el ejército aliado sin temer la superioridad numérica, bajo las dos banderas sagradas, espero con estoica serenidad al enemigo. A las ocho de la mañana comenzó el sangriento combate.

El silencio rompió el tronar de los cañones, el silbido de las balas de fusiles y el tableteo de las ametralladoras; los soldados corrían de un lugar a otro: unos caían dando gritos de dolos y otros se arrastraban pesadamente sin poder hacer uso de sus miembros destrozados. El campo, escenario de estas acciones, se teñía de color rojo por la sangre derramada por los combatientes de ambos frentes. Cuando era dominado el batallón peruano “Victoria” se presentaron llenos de valor y brío los soldados bolivianos del batallón “COLORADOS” al grito de “TEMBLAD ROTOS QUE AQUÍ ENTRAN LOS COLORADOS DE BOLIVIA”, hicieron retroceder al enemigo. Este cargó con la caballería; peroles Colorados, haciendo sobrehumanos esfuerzos, formaron cuadros poniendo en fuga a los chilenos.

Los Colorados se batían como leones, animados por sus valientes jefes: Idelfonso Murguía, López y Gonzáles; empero diezmados, no pudiendo recibir refuerzos, tuvieron que ceder al ejercito chileno que siempre estaba reforzado. Murieron como campeones de la batalla los Colorados, sus cuerpos tendidos y las chaquetas rojas confundidas en los arenales del Inti-Orcko que fue el cementerio de los que cayeron en una épica jornada.

El resultado fue de dos mil hombres entre muertos y heridos del ejército aliado, entre ellos murieron heroicamente: el general Juan José Pérez, Jefe del Estado Mayor, Claudio Acosta, Agustín López, Felipe Ravelo y otros. Cayeron heridos el general Camacho que fue llevado prisionero a Chile, Murguía, Gonzáles, Montes y José Manuel Pando.

Del ejército chileno quedaron en el campo de combate cerca mil novecientos hombres.

El saldo del ejército aliado se retiro a Tacna, de donde Campero volvió a Bolivia con sus valientes sobrevivientes.

El desastre de esta batalla cuesta a Bolivia la pérdida de Litoral que tanta falta hace para su progreso.


ENLACES RELACIONADOS




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página