WikiEscuela » Lugar 2

LUGARES TURISTICOS

Buena Vista, puerta de entrada al Parque Amboró

Se encuentra situada a 100 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra, con una carretera totalmente asfaltada, donde se puede observar en sus alrededores bastantes industrias de diferente producción.

En esta Zona se encuentra el balneario Amboró Ressort donde ofrece todo tipo de atracciones como practicar deportes de diferentes niveles, montar a caballo, y alquilar cabañas por si desea quedarse con la familia algunos días.

Buena Vista es uno de los ingresos naturales al Parque Nacional Amboró, uno de los lugares con mayor riqueza en flora y fauna de toda Bolivia.

Rodeada de numerosas colinas, en las cercanías de Buena Vista crece la Palma Jipijapa que sirve para la fabricación de tejidos de especial flexibilidad.

Todos los días desde la Terminal bimodal salen taxis que se dirigen a Buena Vista con el fin de transportar a aquellas personas que no tienen transporte propio y a la vez no desean gastar mucho ya que el pasaje es más barato en servicio colectivo.

Un lugar de encantadores contrastes. Así puede definirse al Parque Nacional Amboró, situado en el "Codo de los Andes", el punto geográfico en el departamento de Santa Cruz, donde la Cordillera Occidental cambia de rumbo hacia el sur.

Esta reserva natural de Bolivia -cuyo rango altitudinal varía de los 300 a 3,200 m.s.n.m.- presenta lugares poco accesibles, debido a que con la ayuda del tiempo, los arroyos de aguas cristalinas han ido formando profundos cañones.

El clima en esta reserva natural es templado en las zonas altas y cálidas en las partes bajas. La temperatura media anual fluctúa entre los 12 y 24 grados centígrados, dependiendo de la altura de las diversas regiones.

Flora y fauna: En las zonas por donde las nubes coquetean continuamente con las laderas de Amboró, existen bosques de helechos gigantes que crecen al lado de cedros y maras (Swietenia macrophylla).

Aquí todo está cubierto por un intenso verdor: los valles, cañones y cuencas, forman parajes difíciles de acceder debido a las constantes lluvias que se desatan durante el día.

Un escenario natural que invita a la exploración. Una zona por donde casi no existen vestigios de gente ni muchos menos de caminos. Lugar conocido como la región yunga, en donde muchas aves migratorias tienen que detenerse para descansar y alimentarse. Belleza incomparable.

Treinta kilómetros al sur, las lluvias son menos persistentes. En este lugar, el viajero observara imponentes montañas, muchas de las cuales son invadidas por grupos de ganado que van en busca de alimentos.

En esta zona del Parque Nacional Amboró, conocida con el nombre de región de los valles secos o mesotérmicos, los cerros están cubiertos de cactos y otros arbustos espinosos; además, se advierte la presencia de remotas comunidades, donde la gente ha construido caminos y canales de riego.

Pero la maravilla de los paisajes se esparce por los diferentes pisos altitudinales, en donde los árboles y semillas, sirven de hogar y alimento, respectivamente, a las numerosas especies de aves que sobrevuelan la zona.

En Amboró, existen 700 especies de aves, entre residentes y migratorias. Algunas de ellas como la pava de copete de piedra y el milano, habitan -casi exclusivamente- en las 637,000 hectáreas de este parque boliviano.

Dentro de la fauna, destacan otras especies como el jucumari (Tremarctos ornatus), jaguar (Panthera onca) y oso bandera (Myrmecophaga tridactyla), muchas de las cuales han sido consideradas en peligro de extinción.

El Parque Nacional Amboró tiene mucho que mostrar: enormes y vetustos árboles, bulliciosos ríos como el Piraí y el Guendá y centenares de peces que en sus aguas, forman parte de los atractivos de esta zona natural.

Presente y futuro: La cercanía del parque con los pueblos del departamento de Santa Cruz no ha sido razón suficiente para la construcción de caminos adecuados para el turismo. Sin embargo, actualmente existen dos precarias carreteras que permiten a los viajeros contemplar y admirar las bellezas del parque.

Casi a la par de los turistas llegan a este lugar puñados de gente inescrupulosa, que se dedican a actividades ilícitas que causan graves e irreparables daños al medio ambiente. Hace más de tres décadas esta zona sufrió una serie de ocupaciones; entonces, el gobierno boliviano inició sus primeros proyectos de colonización dirigidos a las tierras orientales.

Pero más allá de los planes y proyectos, no existe una preocupación para que los bosques tropicales húmedos, del departamento de Santa Cruz, no sean destruidos poco a poco, apagando el graznido de las coloridas aves que vuelan en su cielo lluvioso.
Se trata de un lugar que no sólo invita a la admiración de la belleza, sino también al desarrollo de investigaciones en beneficio de la zoología y la botánica. La creación de áreas especiales para el ecoturismo beneficiará a los pobladores de la región y, también, a los hombres de todo el mundo que admiran y respetan la vida silvestre.

Concepción, una importante reducción Jesuítica.

Fundada por los jesuitas el 8 de diciembre de 1706, se encuentra ubicada a 300 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra y unida a esta por una carretera asfaltada en gran parte de su extensión. Es una de las más importantes reducciones Jesuíticas.

La población que es mayoritariamente Chiquitana, guarda celosamente el estilo colonial en sus construcciones y costumbres.

Como lugares turísticos tiene su templo Colonial de estilo Barroco que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, los Talleres Artesanales, donde los chiquitanos elaboran las piezas para el mantenimiento de las iglesias y por último la represa de Concepción que es utilizada como balneario y campo deportivo de carreras de motonáutica. Los alrededores de la represa tienen bastante espacio para poder acampar familiarmente.

La iglesia jesuítica de estilo barroco construida entre los años 1752 y 1753, restaurada e inaugurada nuevamente en 1982. Abre sus puertas para contemplar la belleza de su construcción en nave de tres cuerpos, filas de columnas talladas en madera, altares y pinturas realizadas a mano por los lugareños, además de la Iglesia vista en un atardecer inolvidable.

El desarrollo de eventos culturales como los Conciertos de Música Barroca con gran aceptación del público, se complementa con La Semana Santa y otras festividades, donde la compra de artesanías, la visita al balneario Sapocó y la motonáutica en la represa, se constituyen como principal actividad.

Paginas(s):1-2-3-4




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página