WikiEscuela » La Clandestinidad



LA CLANDESTINIDAD

Volver a: El Movimiento Obrero En Bolivia

Al producirse el golpe de los generales René Barrientos Ortuño y Alfredo Ovando Candia (4 de noviembre de 1964), las direcciones sindicales tentaron un entendimiento con los nuevos gobernantes, pero muy pronto se produjeron graves des-inteligencias que, en mayo y septiembre de 1965, provocaron el ataque a centros mineros y barrios fabriles de las ciudades, en el que hubo numerosos muertos y, el ejercito, practico cientos de detenciones. Gran parte de la dirección nacional de la COB fue desterrada del país. Inmediatamente el gobierno decreto la reducción del salario de los mineros, junto a otras medidas de control.

Los sindicatos y la misma COB recompusieron sus direcciones en la clandestinidad. Por su parte, el gobierno, ordeno la elección de nuevas directivas fiscalizadas por el Ministerio del Trabajo y formadas con adeptos, que no fueron reconocidas por los trabajadores.

En esas condiciones, se celebraban reuniones clandestinas conociendo que iba a realizarse una conferencia extraordinaria de mineros, en Llallagua,y a la que asistirían dirigentes de otros sectores, fuerzas militares atacaron Catavi y Siglo XX y la impidieron. Ese hecho, ocurrido en la madrugada del 24 de junio de 1967, se conoce como la “Masacre de San Juan”.

Oficialmente, se justifico esa represión argumentando que e trataba de una reunión que iba a acordar el apoyo de los sectores laborales a la guerrilla que, encabezada por Ernesto “Che” Guevara, había iniciado acciones insurgentes en el sudeste del país, en marzo de aquel año. En esa reunión, los mineros preparaban un pliego petitorio que iba a constituirse en el instrumento de lucha de todos los sectores laborales.

Cuando el general Alfredo Ovando tomo el gobierno, los sindicatos fueron legalizados y, en abril de 1970, se realizo congreso de mineros que aprobó una nueva tesis política, la cual fue adoptada por la COB, en su cuarto Congreso Nacional (mayo de 1970).

Aquel año se vivió una intensa actividad política en laque, la COB tuvo una activa participación. Al asumir la presidencia, el general Juan José Tórrez, con el apoyo laboral (octubre de 1970), ofreció a la COB integrara su gabinete ministerial, pero no se llego a concretar el acuerdo.

En cambio, las organizaciones laborales y los partidos políticos que actuaban alrededor de estas, formaron la Asamblea Popular (mayo de 1971), que concito grandes temores en los sectores empresariales, las fuerzas armadas y algunos grupos políticos.

Tras el golpe encabezado por el coronel Hugo Banzer (19-21 de agosto de 1971), recrudecieron las luchas laborales y se produjeron duros enfrentamientos. El más significativo de estos fue el levantamiento campesino de Tolata y Epizana, a principios de 1974. Regimientos entrenados en la lucha contrainsurgente, reprimieron violentamente a los campesinos que reclamaban la atención del gobierno a sus demandas.

Las organizaciones campesinas, que habían participado de la fundación de la COB, pero no actuaban en sus movilizaciones, comenzaron entonces a desarrollar una mayor actividad conjunta con el máximo organismo laboral.

A fines de 1977, bajo la orientación de sus sindicatos, cuatro amas de casa del siglo XX, iniciaron una huelga de hambre reclamando la libertad de los detenidos políticos, el retorno de los exiliados y la plena libertad de acción para los sindicatos y los partidos políticos, esta huelga rápidamente se extendió por todo el país y, cuando sumaban varios miles de ayunantes, el gobierno se vio obligado a ceder.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página