WikiEscuela » Los Nuevos Campesinos



LOS NUEVOS CAMPESINOS

Volver a: La Economía Y La Sociedad post-revolucionaria3

Attach:hernanzuazo.jpg Δ
El Presidente Hernán Siles Zuazo y uno de sus gabinetes. Él liderizó la Unidad Democrática Popular (UPD).

Un rasgo que no debe pasarse por alto, pues marca fines de los años 70 y principios de los años 80, es la crisis en las economías campesinas, fruto en gran parte de la Reforma Agraria dictada en 1953. La reforma agraria que dotó tierras a los campesinos, permitió, como ya aludimos, acuerdos tácitos entre éstos y el Estado, que usaron los gobiernos militares como el de René Barrientos haciéndolos decisivos en las contiendas electorales y activos en la acción estatal contra los sectores populares. Sin embargo, confrontados al deterioro de sus condiciones de vida, al acentuar o minifundio, obligados a la migración y en busca de una identidad cultural, los campesinos comenzaron lentamente, al finalizar la década de los 70, a separarse del Estado que figurativamente les había dotado de tierras, sin que esto se tradujera en un absoluto mejoramiento de su nivel y calidad de vida. En efecto, un informe realizado en 1976 para una entidad internacional dependiente de las Naciones Unidas (UNICEF) concluyo que la totalidad de los hogares campesinos, que implicaban a unas cuatro millones de personas, podía considerarse por debajo de la línea de pobreza, esto es que no tenía ingresos suficientes para cubrir ni siquiera el 70% de los requerimientos mínimos de alimentación. Por otra parte, pese a la presunta transformación nacionalista de “indios compañeros” y la proclamación de una sociedad de “bolivianos (as)” con igualdad de derechos, con el que el nacionalismo en todos sus tonos pretendía soslayar la diversidad cultural del país, estaban claras ara los indígenas las evidencias diarias de la discriminación étnico-cultural, traducida en la segregación lingüística educativa, económica, etc.

En ese contexto, en junio de 1979 se fundo la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) que de inmediato se afilo a la COB. La “única”, que expresaba la independencia campesina recientemente adquirida, tomo para si dos ejes de acción: Por una orilla, estaban las reivindicaciones de clases, desde problemas relativos a los precios de los productos agropecuarios, hasta la tenencia de la tierra. En la otra, la propuesta étnica principalmente entre el katarismo aymara.

Como había acontecido con los movimientos regionales, la independencia campesina agrego una nueva complejidad al sistema político boliviano, el que ya no pudo mas entenderse, como se lo venia haciendo desde 1952, recurriendo a la actitud del Estado, las Fuerzas Armadas o el sindicalismo. Tampoco apelar a los campesinos/indígenas como clase de apoyo del Estado o reducir los discursos políticos a propuestas simplemente clasistas. Sin duda, el desplazamiento campesino y la apretura de un nuevo universo temático, -el de la heterogeneidad cultural- fue otro aspecto que lesiono la eficacia de las propuestas políticas para retornar y/o profundizar el esquema del 52, como lo querían distintos partidos izquierdistas (la UDP centralmente) e incluso la propia COB, pese a su declarado socialismo.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página