WikiEscuela » Plata Potosina En La Colonia



LA PLATA POTOSINA EN LA COLONIA

Volver a: Huellas de Bolivia

Attach:ProduccionDePlata.jpg Δ
Mapa que muestra las principales poblaciones coloniales entre Huancavelica y Potosí. Del Libro Potosí

                          *CECILIA BLANCO

Egresada de la carrera de historia, Universidad Mayor de San Andrés.

LA PRODUCCIÓN DE PLATA POTOSINA DURANTE LA EPOCA COLONIAL

El Cerro Rico de Potosí fue descubierto en 1545. En los primeros años de la colonia la producción de plata potosina supero a la de los yacimientos mexicanos de Zacatecas y Guanajuato, que cobraron importancia un siglo después.

Enrique Tandeter explica que “La peculiar geología del Cerro Rico, con vetas grandes, múltiples y muy concentradas hacia la cumbre, por tanto de fácil acceso, determinaron una rapidísima y barata explotación inicial que culmino con el gran auge de fine del siglo XVI” (1992:19)

LA PRODUCCION DE PLATA DESPUES DEL VIRREY TOLEDO

Fue el Virrey Francisco de Toledo, durante la década de 1570, el encargado de organizar el sistema de la minería en Potosí. Para conocer mejor la región, donde debía aplicar sus disposiciones, realizo una visita por todo el territorio del Virreinato; Meter Bakewell señala que “Fue el único virrey del Perú que hizo un viaje así” (1989:73). La visita de Toledo duro cinco años.

Los resultados de esa visita por los territorios del virreinato del Perú se tradujeron en una serie de disposiciones tendientes a ejercer mayor control sobre dicho territorio y sus pobladores; las disposiciones más importantes fueron: la aplicación de las “reducciones”, la organización de la mita y los tributos.

Para la misma época se introdujo en Potosí un nuevo proceso metalúrgico; el de amalgamación en frió. Con este método era posible aprovechar minerales que tenían poca cantidad de plata, lo que favoreció a que la producción de plata creciera enormemente a partir de 1575. En la década de 1550-60, Potosí participo con un 17% en la producción mundial de plata. Hasta 1580 alcanzo el 21,6% y para 1600 había subido al 42,5%.

El alza de la producción trajo aparejada la necesidad de aumentar el número de ingenios, que según Capoche, en el momento de máximo apogeo de la minería potosina llegaron a 108. Los ingenios eran los recintos donde se lavaba, molía y almacenaba el mineral; había comenzado funcionar unos años antes de la llegada de Toledo, pero se generalizaron después de sus disposiciones. Estas plantas de procesamiento, para responder al aumento de producción y a la demanda, comenzaron a utilizar maquinaria movida por energía hidráulica par lo que se construyo un río artificial denominado “La Ribera”.

Para proveer de energía suficiente para todos los ingenios, se construyeron lagunas artificiales, que estaban conectadas entre si y suministraban el liquido elemento ininterrumpidamente, tanto a los ingenios como a la ciudad.

La producción de plata en Potosí presenta de manera general, a lo largo de 250 años, dos momentos de auge, uno comprendido entre 1580 y 1650; y otro, de 1730 a 1790, separados ambos por un largo periodo de decadencia.

La producción de las minas de plata estaba a cargo de los azogueros, que debían pagar “… un impuesto del 20% de su valor, el llamado quinto real, que se hacia efectivo al entregar el metal par su afinación y acuñación” (Tandeter: 1992:28).

Los estudios realizados sobre la minería de la plata están en base a los daos de la plata producida que pagaba dicho impuesto, por lo que es difícil estimar la producción que evadía el quinto real. Durante el siglo XVII, la producción de plata que pagaba el quinto real parece haber mantenido un equilibrio; es durante el periodo de auge del siglo XVIII en el que la producción minera y los ingresos a las Cajas Reales de Potosí se muestran discordantes “…a diferencia de lo ocurrido en los momento de auge de la producción en el siglo XVI, el alza del siglo XVIII no se traduce enana bonanza para las arcas fiscales potosinas” (Tandeter: 1992:161).

A pesar de que el “kajcheo” era una práctica consolidad en el Potosí colonial, no dejaba de representar un inconveniente para sus autoridades; este era un sistema por el cual grupos de indígenas, en algunos casos respaldados por blancos, acudían a las minas de plata durante el fin de semana para extraer mineral y procesarlo por cuenta propia en los trapiches sin pagar impuestos.

Sin embargo, Tandeter demuestra que los propios azogueros no querían que se destruyeran los trapiches como medida efectiva para evitar el robo de mineral ya que”… no convenía porque aunque a ellos les hacían daño hurtándoles los metales, seria destruir la republica, porque aquellos trapiches en gran parte la mantenían con los piñones que en tanto numero sacaban cada semana y acrecentaban los reales quintos…”(1992:130) Esto nos lleva a pensar que los españoles acordaban con algunos campesinos el “kajcheo”, es decir pagaban el quinto real de una parte de lo que producían en los trapiches, pero aumentaban sus ganancias ya que reservaban otro tanto para si mismos y para compensar a los kajchas.

No obstante, los problemas de robo del mineral y evasión del impuesto real, Desde 1570 hasta casi 1800.”… la plata controlada por la Real Caja de Potosí represento una contribución de veras importante a la producción mundial de esa época… del orden del 20%...” (Arduz Eguia: 1984; 41-44).




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página