WikiEscuela » Influencia Europea



Volver a: III-La Pintura

Attach:detallesagrario.jpg Δ
Detalle de un hermoso sagrario repujado en Plata. Museo de la catedral de Santa Cruz. Fotografía de José de Mesa.










Attach:arcangelarcabucero.jpg Δ
Arcángel arcabucero de la escuela del Maestro de Calamarca.

  • La influencia europea: Los Famencos

Durante la primera mitad del siglo XVI las tendencias que inciden en la pintura andina, fuera de la española, son la italiana y la flamenca. De esta última hay varias obras como la “Piedad” de Villhem Key (Museo Charcas, Sucre), la “adoración de los Pastores” de Meter Arresten, y la “Sagrada Familia” de la Moneda, atribuida a Check Van Aelst. Todas ellas son finas obras realizadas sobre tabla.

La influencia flamenca también se hace palpable a través de los grabados que salían de las prensas de Amberes con destino a Indias; la mas famosa era la de Plantin-Moretus. Para esta imprenta trabajaron importantes grabadores como Sadeler, los hermanos Vierix, Galle, Collaert y muchos otros. Estos maestros solían usar para sus composiciones cuadros de afamados artistas como Martín de Vos.

Finalmente entre los flamencos hay una familia de comerciantes que exporta obras de arte a Indias, es la familia Forchaudt, uno de cuyos miembros, Guillermo, es pintor. Hay obras firmadas por el en la catedral de Chuquisaca.

  • Los pintores indios y los coloniales

El año de 1601 Diego de Ocaña escribe su crónica que ilustra con algunos dibujos coloreados referentes a los tipos indígenas, consignando lo que vio en su viaje por Perú, Charcas y Chile. Ocaña es un humanista inquieto pues, además de escribir un libro referente a sus andanzas, pinta par varias ciudades andinas imágenes de la Virgen de Guadalupe cuya devoción esta interesado en promover, la mas conocida es la virgen de Guadalupe de la Catedral de Sucre, pintura hierática y arcaizante que delata la mano de un artista que se formo como “iluminador de libros”. Ocaña también es poeta y se conserva de su ano una pieza teatral en honor a la citada virgen. No sabemos si Ocaña tuvo contracto con grupos indígenas y si trabajo con ellos, aunque es probable que esto suceda pues los frailes, y Ocaña lo era, fueron los primeros en establecer escuelas de arte entre los naturales. Buen ejemplo de ello son las escuelas que fundaron el franciscano Pedro Gózael en Quito, seguido por el dominico Pedro Bedón en la misma ciudad. En el Museo Charcas se conserva un lienzo firmado por el indio ecuatoriano Andrés Sánchez Galque, discípulo de Bedón.

En cuanto al Alto Perú, tenemos el testimonio de Calancha quien nos dice que los agustinos traían instrucciones para enseñar la doctrina a los indios: “poniéndoles escuelas donde aprendiesen a leer, escribir y cantar, haciéndoles aprender oficios y artes políticas, así para que se fuesen haciendo mas capaces… siendo pintores, carpinteros…plateros..”.
Esta noticia nos induce a pensar que los indígenas trabajaron con los frailes como dibujantes, seguramente ellos ilustraron la obra de Ramos Gavilan “Historia del Santuario Nuestra Señora de Copacabana” (16212), uno de cuyos grabados se refiere a los ingenios de Potosí.

Otro cronista que ilustra su obra con dibujos coloreados es el mercedario Martín de Murúa, quien trabajo con algunos indígenas como Guzmán Poma de Ayala. Vivió en Guarina y fecha su obra en Chuquisaca el año 1616.

Finalmente, sabemos que la ciudad de Chuquisaca era un importante centro de producción de keros que eran vasos ceremoniales tallados en madera y pintados. Los recientes estudios sobre los keros nos muestran que muchas escenas referentes a la historia y mitología incaica, que no fueron pintados en lienzos, quedan en los keros, los que son hoy una importante fuente de información.

El estilo de los keros tiene muy poco que ver con la pintura occidental, es taquígrafo recordando los dibujos de la cerámica Inca. Es un arte muy específico y diferenciado que tiene cierta relación con los dibujos de Guamán Poma. Es posible que no solo Chuquisaca sea un centro de producción de keros, sino también La Paz, en la zona de Copacabana, de donde proceden varios keros coloniales.

Otro aspecto que fue de dominio indígena es la pintura mural, desde ejemplos de pintura rupestre muy arcaizantes, como Chirapaca, cerca de La Paz, hasta las decoraciones de las Iglesias.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página