WikiEscuela » Hernando Siles Reyes

Pertenece a la categoría:


Volver a: Presidentes De Bolivia

GOBIERNO DE HERNANDO SILES REYES

(1926 – 1930)

ABOGADO HERNANDO SILES REYES

Lugar y fecha de nacimiento: En Sucre el 5 de agosto de 1883.
Profesión: Abogado.
Esposa: Luisa Salinas Vega.
Títulos y honores: Diplomático de carrera Dr. Honoris Causa de la Universidad de Chuquisaca.
Asunción al mando presidencia: Presidente Constitucional desde el 10 de enero de 1926.
Término del mandato: 27 de mayo de 1930.
Fecha de su fallecimiento: Murió en pleno vuelo en viaje a Lima, Perú, capital a la que se dirigía en calidad de Ministro Plenipotenciario boliviano en Perú el 25 de noviembre de 1942.
Duración del mandato: 4 años, 5 meses y 15 días.
Edad de su muerte: 60 años, sus restos reposan en la ciudad de Sucre.

ACTOS ADMINISTRATIVOS

Se caracterizó, por su labor fecunda en todos los campos de la vida nacional, fue el precursor del nacionalismo, concepción vigente hasta nuestro días. Tuvo el gran mérito de evitar la guerra con el Paraguay. El ferrocarril Potosí – Sucre llegó a la población de Yotala. Creó la Contraloría General de la República.

DATOS BIOGRÁFICOS

Evitó sabiamente una guerra con el Paraguay, simultáneamente, construyó caminos al Chaco y adquirió armamentos, contra el criterio de la oposición política. Hernando Siles Reyes nació en Sucre el 5 de agosto de 1883, hijo de Adolfo Siles y de Remedios Reyes, estudió y se recibió de abogado en la Universidad Mayor de San Francisco Xavier. Siendo universitario, ejercicio como profesor; luego, fue catedrático de las universidades de Sucre y La Paz, siendo Decano de la facultad de Derecho en esta última; simultáneamente, ejerció la abogacía, en La Paz.

Fue autor de las siguientes obras: Código Civil, Código Penal, Procedimiento Civil, Derecho Parlamentario de Bolivia y otras.

Oficial Mayor de Justicia e Industria, Rector de la Universidad de San Francisco Xavier, en 1920 se incorporó al Partido al Partido Republicano y fue designado Prefecto de Oruro al producirse el derrocamiento de Gutiérrez Guerra; diputado convencional por ese mismo distrito; fue Ministro de Instrucción Pública y Agricultura, Guerra y Colonización, Presidente del Comité Nacional Republicano, Senador por Chuquisaca y, finalmente, por disidencias con el propio presidente Saavedra, se fue al Perú como Ministro Plenipotenciario.

Al producirse la anulación de las elecciones que presidió Bautista Saavedra, hubo reconciliación política y Siles Reyes fue designado candidato presidencial por su partido, previa la suscripción de un “mandato imperativo” que le obligaba a reconocer la jefatura de Saavedra y acatar sus órdenes en el terreno político.

Fue elegido presidente por amplia mayoría y asumió al poder el 10 de enero de 1926. en sus primeros designios políticos, trató de reunificar el republicanismo y, al no conseguirlo, planeó la formación de una nueva fuerza conformado en su mayoría por lo más selecto de la juventud, encabezada por Enrique Valdivieso. Así, de otra parte, rompía con Saavedra cuyo tutelaje no había admitido en ningún momento.

Como gobernante, Siles hizo realmente obra: construyó el camino carretero Tarija – Villamontes, renovó el armamento del ejército, se preocupó de la reorganización de las finanzas nacionales mediante la Misión Kemmerecer que hizo la ley del Banco Central, Ley Orgánica del Presupuesto, Ley General de Bancos, Ley de Reforma Monetaria, creando simultáneamente la Contraloría General de la República.

El conflicto de Vanguardia, en el Chaco, que estuvo a punto de encender la llama de la guerra, fue hábilmente sorteado, logrando que se declarara agresor al Paraguay, al mismo tiempo que la Comisión internacional respectiva ordenaba el cese del fuego, Constituyó, en verdad, un triunfo diplomático boliviano.

Sin embargo, la oposición crecía; todos los partidos ajenos la gobierno eran opositores, entre ellos el más tenaz, el Republicano Socialista que se sentía defraudado y engañado y los genuinos que consideraban que Siles les había frustrado su derecho de gobernar, amén del liberalismo que ansiaba retornar a las tareas del gobierno. La situación se vió agravada por la crisis económica mundial de 19298 y, para peor, el Presidente pensaba que debía concluir sus programas, decidió gobernar por un nuevo período optando por renunciar, llamar a una Convención Nacional y hacerse elegir por ella. Renunció efectivamente dejando el gobierno en manos de un Consejo de Ministros; peor la maniobra salió mal porque fue rechazada terminantemente por los políticos, y por la gran minería que con su aparato publicitario comprometió en la reacción del pueblo. Afirmando que se defendía la constitución, los opositores organizaron la resistencia, conquistaron algunas unidades militares, como el Colegio Militar, y salieron a las calles, el golpe volteó al Consejo y persiguió a Siles, que tuvo que asilarse en la Embajada del Brasil, contigua a su residencia. Hubo algunos asesinatos, saqueos y la persecución fue intensa.

El ex-presidente salió exiliado a Santiago de Chile, donde vivió en una decente pobreza; luego, Salamanca lo designó Ministro Plenipotenciario, durante la Campaña del Chaco, en 1938 fue designado Ministro de la Corte Suprema, en 1939 nuevamente Embajador de Chile, y en 1941 Embajador en Perú. El 25 de noviembre de 1942, cuando viajaba a Lima en un avión en misión oficial en forma repentina falleció a la edad de 60 años.

Sus restos reposan en el cementerio de la capital de la república, su ciudad natal.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página