WikiEscuela » Severo Fernadez Alonzo

Pertenece a la categoría:


Volver a: Presidentes De Bolivia

GOBIERNO DE SEVERO FERNÁNDEZ ALONSO

(1896 – 1899)

ABOGADO SEVERO FERNANDEZ ALONSO

Lugar y fecha de nacimiento: Nació en Sucre, Chuquisaca, el 15 de agosto de 1849.
Profesión: Sacerdote y posteriormente abogado.
Esposa: Carmen de Fernández (Potosina).
Títulos y honores: Ultimo gobierno conservador, persona honorable de amplia cultura, político, pacificador.
Asunción al mando presidencial: Presidente Constitucional desde el 28 de agosto de 1896.
Término del mandato: 10 de abril de 1899.
Fecha de su fallecimiento: Murió en Cotagaita, Potosí, el 12 de agosto de 1925.
Duración del mando presidencial: 4 años.
Edad de su muerte: 76 años.

ACTOS ADMINISTRATIVOS

Durante su gobierno encaró la ejecución de varias obras, siendo la más importante la continuación de las exploraciones realizadas por el Coronel Pando, a orillas del río Arce, y el resguardo aduanero para controlar las explotaciones de goma, se edificaron el Palacio de Gobierno en Sucre, la catedral de la ciudad de La Paz y el puente sobre el río Pilcomayo.

DATOS BIOGRÁFICOS

Le correspondió gobernar en tiempos políticamente muy difíciles. Nació en Sucre el 15 de agosto de 1849. Hijo de Ángel Fernández y Casimira Caballero, se graduó de abogado en la ciudad natal. Fue periodista, Ministro de Gobierno en la presidencia de Aniceto Arce y de Guerra en la de Mariano Baptista, habiéndose desempeñado, asimismo, como Vicepresidente de la República en el período de Baptista y, por tanto, Presidente del Congreso Nacional. Triunfante en las elecciones de 1896, asumió el mando el 28 de agosto de ese año representado al Partido Conservador.

El Partido Liberal, que ya era mayoría y cuyos dirigentes eran jóvenes osados e impetuosos, hizo oposición franca y persistente al gobernante, tomando como bandera la capitalía de la República que reclamaba para La Paz, en tanto que los Conservadores hacían suyas la causa de Sucre, las Cámaras sirvieron de escenario para encarnizados debates y polémicas sobre ese derecho, que la Municipalidad de Sucre agravó imprudentemente, llevando adelante una colecta para adquirir armas destinadas a enfrentar a los paceños, los que a su vez conforman una Junta Patriótica con el propósito de defenderse.

Se debatió el derecho de Sucre y sus diputados presentaron un proyecto de ley radicatoria, que fue rechazado por lo paceños y sus aliados, que no solamente pedían un campo neutral para debatir el asunto, sino que exigieron, finalmente, el sistema federal del país.

Fernández Alonso, débil de carácter e irresoluto, se dejó dirigir por ministros y consejeros y promulgó la ley radicatoria. Los liberales, a quienes no les interesaba ni la capitalía ni el sistema federal, abandonaron el parlamento.

Se inició una guerra civil, plena de alternativas violentas y hasta crueles, pues, los liberales obtuvieron la cooperación del campesinado altiplánico. Hubo episodios inhumanos en Cosmini y Ayo Ayo, donde pereció un grupo de jóvenes chuquisaqueños; hasta que finalmente el combate Segundo Crucero significó la derrota de los chuquisaqueños. Era el 10 de abril de 1899 y ese mismo día el presidente huyó dejando el mando de la nación al primer Vicepresidente, para tomar de inmediato el camino del exilio. Los chuquisaqueños perdieron la capital; los conservadores se desbandaron.

Alonso vivió largo tiempo como exiliado en Chile, y retorno al país durante el gobierno de Eliodoro Villazón, quien le designó Ministro Plenipotenciario en el Perú y en la Argentina. En 1914 fue elegido Ministro de la Corte Suprema de Justicia y, como tal, Presidente de ese alto tribunal; finalmente, en 1922 fue elegido Senador por Chuquisaca lo que le permitió alcanzar la Presidencia del Congreso Nacional.

Murió en Cotagaita, departamento de Potosí, el 12 de agosto de 1925.

RASGOS FÍSICOS

Don Severo era un hombre de mediana estatura, delgado, de simpática fisonomía, color blanco, pelo negro. Hombre de gran talento y vasta cultura, era de trato suave. Su bondad ingénita le conquistaba la simpatía y el afectó de cuantos le trataban de cerca.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página